El Hidromiel, un mes más tarde

P1020117Esta turbio, ya no sabe dulzón y aunque lo hace más lento, no ha dejado de burbujear ni un día. Como siempre en esta historia, al principio fermento a 100.000 revoluciones por minuto, con el airlock desbocado y las burbujas oyendose desde cualquier sitio de la casa.

Conforme pasaron los pimeros 10 días la cosa fue cayendo hasta que tan solo burbujea una vez por segundo, o cada varios segundos. Por desgracia para mi ha tenido la suerte de poder inaugurar la cámara de fermentación, que no pude termianr a tiempo, por lo que la temperatura de fermentación ha sido la de casa, con las fluctuaciones que eso supone.

Eso quiere decir que en los momentos fríos ha estado a 17-18 grados, burbujeando varias veces por minuto y en los momentos calientes ha estado a 21 o 22 grados, burbujeando hasta una vez por segundo.

En lo que respecta a su evolución, lo catamos hace una semana, y el sabor era claramente dulce, con muchas notas a fermentación , a cerveza verde y algún toque a acetaldehido. El alcohol no era tan evidente, aunque se notaba. No hicimos medición de densidad, pues al notarlo con sabor dulce, quedó claro que le faltaba trabajo aún.

Hoy hemos hecho una nueva cata. El sabor dulce ha desaparecido y el alcohol tiene una mayor presencia, acompañado de un sabor claro a miel. Siempre es extraño ese contraste del Hidromiel que se da al notar un sabor tan limpio a miel pero sin el acompañamiento del dulzor característico, que casi la boca espera al notar el gusto a miel.

Aún hay matices verdes, pero es mucho más limpia y agradable en boca, aunque la turbidez perdura. Hemos tomado una medición de densidad: de una DO 1087 a bajado a 1012, llegando a los diez grados de alcohol. Aún puede secarse mucho más, pero desde luego, ya es bebible.

Queríamos tenerla lista para las Bodas de Isabel de Segura, fiestas de la ciudad de Teruel que se celebran con representaciones teatrales de la historia de los amantes de Teruel y un enorme mercado medieval (el Hidromiel va que ni pintado con la temática medieval), pero sabíamos que ivamos justos. Hoy a falta de una semana para querer descorchar las botellas y con el Hidromiel sin terminar, vamos a seguir varios derroteros, a la deseperada:

Vamos a dividir el lote en dos. La parte más grande la vamos a dejar en la damajuana, junto a su levadura madre para que termine de secarse y de limpiar los matices verdes. Le daremos tiempo al tiempo, que es lo que esta Hidromiel merece y así termirá tan seca y alcoholica como ella quiera ser. Tal vez le demos otro més más antes de embotellar.

La parte más pequeña la vamos a embotellar. Una mitad de las botellas se embotellará tal cual, y estas se dejarán en frío toda la semana. El producto final será un Hidromiel medio, ni seco ni dulce, que no tendrá gas y estará, espero, claro y cristalino. Será como un vino de miel.

La otra mitad de las botellas llebarán azucar añadido para preparar hidromiel espumoso. Para evitar verme en la tesitura de que la levadura no pueda con el azucar en tan solo una semana de plazo forzado añadire una cantidad tan corta como 3 gr de azucar por litro, que espero que la levadura pueda comerse en tan solo 7 días sin problemas y así darle un punto de aguja.

No añadire más para evitarme tener un hidromiel excesivamente dulzon y sin gas si la leva no puede hacer su trabajo en tan solo 7 dias. Pero visto la velocidad a la que devora puntos de densidad y siendo un añadido tan mínimo de glucosa, creo que disfrutaremos de una hidromiel turbia pero espumosa. Igualita que un cava.

Ya veremos. Lo que salga nos lo beberemos, eso seguro. Tal vez guarde una botella de cada uno de los lotes para darles algo más de tiempo y ver como habrían quedado con más días. Ya contaré como queda la cosa…

Para que sirva de referencia, dejo aquí esta tabla que ilustra la clasificación de hidromieles según su dulzor residual:

Escala de dulzor/sequedad del Hidromiel

Seco:   DF 0.990 – 1.006

Medio: DF 1.006 – 1.012

Dulce:  DF 1.012 – 1.020

Muy dulce:   DF 1.020+”

Anuncios

7 comentarios en “El Hidromiel, un mes más tarde

    • Medio lote se embotello y se dejo carbonatar. Tenia algunas notas a acetaldehido, pero pese a ello se bebio bien, con gas, como una especie de espumoso. A la otra mitad se le añadio frambuesa fresca congelada y se dejo por varias semanas más. La acidez de la frambuesa y el tiempo extra en contacto con la leva hicieron que las notas a manzana verde no fueran detectables, quedando un producto muy fresco y con matices complejos a frutos rojos.

  1. Muy buenas birrocracia una consulta. Una vez que pasas de la primaria a las botellas con azucar, entiendo que estas se quedan fuera de la nevera verdad??

      • Gracias por responder tan rapido si me lo permites te consulto otras cosillas jejeje

        – Una vez el hidromiel en esas botellas con azucar, ahi ya pueden estar meses o el tiemño que pase hasta beberlas, sin hacer ningun trasiego mas verdad?

        – Quiero hacer otro lote como tu, sin carbonatar. Cuando pasen las botellas unos dias en la nevera hay que hacer un nuevo trasiego antes de guardarlas?

        Te pregunto tanto lo de los trasiegos porque he visto un chixo de youtube que hace por lo menos 3 o 4 trasiegos de botellas a botellas y filtra la hidromiel con filtros de cafe cada vez…

        Un saludo y muchas gracias

      • Pues este chico hace como 3 trasiegos y en cada uno de ellos lo pasa de botella a cubo como 3 veces jejeje

        Pues nada asi lo haré!! Despues de la primera fermentacion a embotellar y andado!! Muchisimas gracias ya te contaré el resultado que voy a seguie tu receta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s